miércoles, 23 de octubre de 2013

¡CUPOS DE TAXIS A 90 MILLONES!

¿Chiste, especulación o lavado de dinero? Pero aun no entiendo porque las personas pagan $90 millones de pesos por un cupo de taxi.




- Analicemos,

Un taxi Chevrolet - 2014 con aire acondicionado está costando $27 millones de pesos. Y sí a lo anterior, le sumamos los $90 millones de pesos que tenemos que pagar por el cupo (según el mercado en Bucaramanga), la inversión total sería alrededor de $117 millones de pesos.

- En mi concepto, ¡Un dineral! y por supuesto nada rentable.

- Saque las conclusiones Usted mismo:

Un taxi trabaja normalmente durante 16 horas diarias, dos turnos de 8 horas cada uno. Por estas jornadas, el “Patrón” recibe una tarifa de $70.000 pesos netos; un ingreso bruto de $1´820.000 pesos mensuales - 21´840.000 pesos anuales.

¡Nada! sí consideramos el monto de la inversión, su amortización en el tiempo y su rentabilidad; la cual además, debemos castigar con los fondos de previsión y prevención para la seguridad contra y extra contractual, el mantenimiento del vehículo y la reposición de la máquina, las llantas y otros.

En definitiva, el taxi como negocio no es productivo para los nuevos inversionistas, es rentable para estos empresarios “caciques” que vienen con el negocio de tiempo atrás y los cuales compraron sus cupos entre $10 y $15 millones de pesos. Lo demás es especulación o lavado.

Alerta Roja: Al portas que el Gobierno oficialice el Decreto que obligaría a las empresas transportadoras a formalizar la relación contractual con los conductores de los taxis, y restándole a la mínima “rentabilidad” de este negocio, el costo de esta formalización ($600.000 mensuales/conductor) aprox. ¿Cuánto valdrían estos cupos? ¿Quién asumiría las perdidas por la desvalorización?

Es necesario que las Autoridades tomen cartas en el asunto y protejan los intereses de los incautos inversionistas que siguen comprando los cupos a estos valores astronómicos.

Valor de los Cupos en Colombia:

Buacramanga - $90 millones.
Bogotá - $70 millones.
Medellín - $55 millones.
Barranquilla - $20 millones.
Santa Marta - $20 millones.

Nota del Autor: mucho cuidado con este fenómeno de especulación económica, porque al final los que siempre pagan los platos rotos son el pueblo y sus quiebras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.