lunes, 21 de octubre de 2013

LA DIRECCIÓN DE TRÁNSITO, MERECE UN CAMBIO TOTAL

Hace mucho tiempo que los Bumangueses no sentimos una participación real de las autoridades de tránsito y sus respectivos organismos de control. En la mayoría de los casos los ciudadanos asociamos a la autoridad de transito con sanciones y no con acciones proactivas de movilidad.


Son las 7.35 am, conduzco por la autopista y voy rumbo al norte de la ciudad, ha llovido toda la mañana y acaba de escampar.

Por los lados de Motoreste cuando se reduce la vía dos carriles (gracias a los ingenieros genios que planearon las obras del SITM), se arma un trancón de proporciones bíblicas del cual creo que nunca saldré. Afortunadamente hoy empecé mi día con el tiempo suficiente y no tengo afán de llegar.

- “pon música relajada y paciencia” – me digo.

Conservo la calma y sigo en mi vehículo tratando de lograr mi destino a la fabulosa velocidad de 2 km por hora. No sé si a Ustedes les pasa, pero cuando yo voy en un trancón siento como si estuviera en un túnel donde el tiempo transcurre especialmente despacio.

Ya van 15 minutos y en el preciso momento cuando logro equilibrar mi estrés y comienzo “a disfrutar de este divino atasco”, observo que el embotellamiento no solo es ocasionado por la lluvia y la precaria planeación vial, sino que también, hay un escuadrón de alféreces de tránsito, quienes en vez de estar controlando y agilizando el tráfico establecen un retén para multar a los vehículos que van en pico y placa.

- ¡Locos! - les grito.

Como es posible que entre todas las acciones que se pueden ejecutar por parte de las autoridades de tránsito, estos señores siempre apliquen las que tienen que ver con sanciones. ¿No sería más conveniente para la movilidad en este momento, establecer un escuadrón rompe tráfico? en vez de un retén que obstaculiza el mismo y genera más caos.

¡Ah, sí bastara con multar, multar y multar! No señores de la Dirección de Tránsito, yo de ustedes me preocupaba también por mejorar continuamente los siguientes aspectos (como dice en su política de calidad):
  1. 1.      Instalaciones.
Son viejas y atrasadas, no cuentan con la infraestructura adecuada y son poco amables con las personas que las usan.
  1. 2.      Seguridad Informática.
Mito o realidad pero en la Dirección de Tránsito siempre hay un tramitador que  desaparece comparendos y expedientes.
  1. 3.      Renovación de su Personal.
En su mayoría son funcionarios con mañas, muy poco capacitados y atrasados tecnológicamente.
  1. 4.      Escuadrón Rompe Trafico.
¡Ni siquiera existe! Un escuadrón se encargue de administrar el tráfico en los lugares críticos para la movilidad en la ciudad.
  1. 5.      Grúas Amigables.
Hay que sancionar a los infractores pero de manera justa y amigable.
  1. 6.      Parametría de la Semaforización.
¿Hace cuanto fue la última actualización del sistema de semaforización? ¿Se han tenido en cuenta los nuevos corredores viales y los nuevos flujos vehículares en configuración de las “olas verdes”?
  1. 7.      La Patrulla Móvil.
¡Innovación! Salir del retén también puede ser una solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.