viernes, 20 de marzo de 2015

NO PAGUE SUS COMPARENDOS PRESCRITOS O CADUCADOS, ES UN ATROPELLO MÁS DE LA DIRECCIÓN DE TRÁNSITO

¡Quisieron hacerlo conmigo…, que no le pase a usted! No sea incauto.

Por curiosidad decidí consultar mi cuenta del SIMIT (Sistema integrado de información sobre multas y sanciones por infracciones de tránsito) y esto fue lo que apareció:

Aparentemente debo un comparendo que me hicieron por la infracción 35 “Estacionar el vehículo en lugares prohibidos (Art. 131)”, en el año 2005.

 

Cuando fui a hablar con el Jefe de Ejecuciones Fiscales para solicitarle respetuosamente la revocatoria y la exoneración, me respondió: “le puedo hacer un descuentico”; funcionario bribón.

Y lo califico de esta forma porque existen tres hechos totalmente irregulares que invalidan el comparendo y no le dan la potestad al cobro:

1. El comparendo fue hecho en la fecha 17 de agosto del 2005 y la resolución de sanción expedida solo hasta el 20 de noviembre del 2013.

2. La autoridad dejó pasar más de seis meses para dar inicio a la audiencia por medio de la cual se determina si el conductor que fue notificado es un infractor o no.

3. Pasaron más de tres años desde que sucedieron los hechos y no se ordenó el mandato de pago.
Entonces, ¿por qué el burócrata que se supone es especialista en normas no me orienta bien y por el contrario trata de abusar del desconocimiento de las personas?

Una posible razón tiene que ver con el presunta corrupción que existe dentro de la Dirección de Tránsito, un empleado directo o un tramitador puede exigir una suma de dinero por dar de baja el comparendo o la resolución de sanción, siendo que estos, por la simple solicitud formal del ciudadano deben ser revocados de manera inmediata. Una segunda razón (igual de inadmisible) es que la entidad misma, en busca de un mayor rendimiento financiero continúa los procesos de manera irregular aprovechándose de la ingenuidad de los conductores sancionados.

Para que estos funcionarios pillos no continúen aprovechándose de usted, sus familiares o amigos acá les presento una exposición clara y sucinta de los aspectos que deben tener en cuenta sobre los comparendos de tránsito y las resoluciones de sanción:

En el lenguaje del común se denomina “parte” al mismo comparendo, y “multa” a la resolución de sanción que emana la entidad competente al encontrar al conductor culpable de una infracción.

Aclaro entonces que, el comparendo o “parte” es una notificación formal para que el supuesto contraventor se presente ante la autoridad de tránsito y ejerza su defensa formal ante la imputación de una infracción presumible. En otras palabras, le avisan para que vaya y se defienda de una infracción que un agente de tránsito señaló en su contra (cinco días hábiles para comparecer).


Y la “multa” es la sanción pecuniaria expresada en salarios mínimos diarios vigentes que la Dirección de Tránsito (en este caso) establece mediante resolución declarando al infractor culpable de la violación de una norma de tránsito.

Ahora bien, la prescripción se da cuando una sanción que ha sido impuesta por la infracción de las normas de tránsito no se cobra durante los tres años siguientes a la ocurrencia de los hechos (Art. 159 del Cód. de Tránsito). Sin embargo, esta se interrumpe cuando la autoridad libra el mandamiento de pago.

Por otro lado, si pasados seis meses de realizada la contravención la autoridad no ha iniciado el proceso formal por medio del cual se determina si es o no un infractor (audiencia) la acción se entenderá como caducada.

Así mí respetado lector, las preguntas finales que me hago son:

¿Cuántos sumarán los comparendos o sanciones que están prescritos o caducados? y ¿por qué los siguen cobrando?

Es función de la autoridad de tránsito depurar la base de datos que contienen estos ´partes´, de manera que, los funcionarios bellacos o corruptos no se aprovechen de la inocencia de las personas (quienes coactadas, por una razón u otra), siempre terminan pagando algo que no les corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.