martes, 3 de noviembre de 2015

EL "CHICHARRÓN" DE LAS FOTOMULTAS



En plena campaña electoral 2015 y justo en la mitad de un bazar representativo de aquella época proselitista, un valeroso ciudadano le solicitó respetuosamente al alcalde Luis Francisco Bohórquez que le informara sobre el futuro próximo de la Convocatoria 001 del 2015, la cual tiene que ver con la selección de un socio estratégico para la Dirección de Tránsito con el propósito de mejorar la movilidad en el municipio de Bucaramanga. En palabras castizas, el ´vecino´ simplemente quería saber qué iba a pasar con las ´fotomultas´ una vez se terminara la campaña.

La reacción del alcalde fue jocosa y hasta grosera; el burgomaestre en medio de su atragantamiento, estiró su mano, enseñó un chicharrón trinchado y exclamó: “ahora estoy comiendo, viva el festival de colonias”.


Y al parecer sí se estaba ´tragando´ algo; no era el chicharrón, no era la longaniza, era el ‘embutido’ que nos tenía preparado una vez se liberará de los compromisos electorales: las controvertidas e irregulares fotodetecciones electrónicas.

Pero la historia no debe centrarse en la dieta enviciada del mandatario, sino en la falta de autoridad promovida por la designación de funcionarios incompetentes y la falta de cultura cívica de todos (me incluyo), que han promovido el desorden total del tráfico y la anarquía vial. Acá es cuando vale la pena preguntarse: ¿si hacen falta o no, los sistemas de detección electrónica?

Implementar ayudas digitales que permitan detectar a los infractores y que por consiguiente logren el aconductamiento de los automovilistas está bienvenido, lo que no se puede tolerar es que, una vez encontrada la excusa, el cartel de la corrupción se aproveche para armar un negocio multimillonario que desde el principio entra viciado por su fundamento y su legalidad.

Son muchas las razones que evidencian el argumento de lo indebido, por ejemplo:


De las fotodetecciones electrónicas o ´fotomultas´:

1. No cumplen con lo descrito en el Código Nacional de Tránsito, específicamente en lo que tiene que ver con el procedimiento para la imposición de un comparendo en donde está estipulado que el infractor debe identificarse con el nombre, el número de la licencia de conducción, el teléfono y la dirección.

2. Faltan al deber cuando evaden su responsabilidad en el aporte de la prueba objetiva, incumbencia que recae únicamente sobre la autoridad de tránsito.

3. Coaccionan a los propietarios de los vehículos a que se autoincriminen o incriminen a familiares, so pena de una sanción, violando lo estipulado en el art. 33 de la Constitucional Nacional.

4. No acatan lo estipulado por la Corte Constitucional en su Sentencia C-530 del 2003, donde se concluye que el propietario solo puede ser llamado a descargos si existiesen elementos probatorios que infieran que él sería el responsable de la infracción.

5. Contravienen lo establecido por el Consejo de Estado que indica que las mismas deben ser notificadas personalmente a los infractores y no a los propietarios de los vehículos.

6. No cumplen con el debido proceso consagrado en el art. 29 de la Constitución Política.

De la Convocatoria 001 de 2015:

1. No existe un estudio técnico-financiero que indique las características tecnológicas de las unidades de procesamiento y semaforización de la Central Inteligente de Tráfico, así como su costo y proyección financiera en el tiempo.

2. Concede el 60% de los recursos recibidos por el concepto de sanciones, indefinidamente en el tiempo a un privado y no sustenta con cifras exactas cómo seria la amortización de los aportes de capital de los nuevos socios.

3. No considera otras formas de financiaciones diferentes e inteligentes; solo  la conformación de una empresa de carácter mixto es viable para ellos. Sin embargo, otros mecanismos de apalancamiento podrían ser el endeudamiento con fuentes internacionales, los fondos de inversión privada, los créditos con bancos nacionales y hasta el mismo Gobierno Nacional. Sin descartar la amortización con recursos propios provenientes del superávit una vez se logre administrar con tesón y transparencia la organización.

4. Genera todo tipo de riesgos para el municipio y su patrimonio, entre otros: de tipo societario, de carácter legal, financieros y asigna funciones administrativas a particulares.

Además, otro aspecto que se debe estudiar con detenimiento son los límites de velocidad. Me refiero a este punto en particular porque hemos visto que en la ciudad se popularizaron las “zonas 30”. Estas áreas urbanas que motivan el equilibrio entre las prácticas de la vida local y el tráfico motorizado pueden lograr una coexistencia segura entre los peatones, los ciclistas y los autos.




Por lo tanto sería correcto delimitar la velocidad máxima de los vehículos a 30 Km/h en lugares con alta densidad poblacional, como en cercanías de colegios, escuelas y hospitales, por ejemplo; empero, utilizarlas en vías con muchos carriles es un despropósito, pues por sentido, los perfiles viales y las condiciones de seguridad de estas vías están establecidas para conducir a altas velocidades.

Finalmente, no podemos confundir la autoridad de tránsito con el negocio de las ´fotomultas´. Para los concesionarios privados no existe más remedio que la sanción (es su utilidad) y por esto obligan al tráfico vehicular a cumplir con estas medidas insensatas, mientras que para la Dirección de Tránsito también existe la ingeniería de tránsito, encargada de delimitar bajo la técnica y la especialización los límites de velocidad convenientes en cada arteria de conectividad.

Concluyendo este articulo recibo la noticia de que el Alcalde de Bucaramanga ha comunicado formalmente su decisión de dejar en manos del mandatario entrante la conveniencia o no de la implementación de una Central de Tráfico Inteligente, decisión prudente y acertada, puesto que del afán no quedaría nada más que el manto oscuro de la corrupción y la imprudencia, siendo que no se contaba con “los estudios de conveniencia, los análisis de mercado, las consideraciones técnicas, económicas, financieras y jurídicas” que le dieran sustento a la misma asociación indefinida con un privado.

Ahora, está en manos del Alcalde electo Rodolfo Hernández contratar los expertos capaces de tomar decisiones profesionales, para que en el desarrollo de sus funciones, configuren un Sistema Integrado de Transporte multimodal e intermodal que cuente con todas las herramientas tecnológicas de control, y domine la autoridad; así queda pues, conformada una solución que brinde una movilidad rápida y digna sin comprometer la seguridad  de los ciudadanos.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Marlon, es importante que conozcas tus derechos. Te invito a que sigas mi perfil en Twitter: @Palermo73

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.