lunes, 1 de febrero de 2016

DIANA SARAY



Esta historia comienza con Diana Saray Giraldo Mesa, una abogada y periodista; más periodista que abogada según nos cuenta ella misma en la descripción de su perfil en Twitter. Esta historia continua con la Subdirectora del periódico Vanguardia Liberal, el más leído y posicionado en el corazón de los santandereanos. Esta historia se fundamenta en una columna de opinión llena de comentarios vacíos, resquemor y en momentos amargura.

El domingo pasado, en las páginas de la sección de opinión del periódico, la columnista Diana Saray, de por sí destacada, redactó unos párrafos pretendiendo dar a conocer a la opinión, los malos manejos de los recursos públicos que ocurrían en la Contraloría municipal de Bucaramanga, hecho que admiro y aplaudo. Pero lejos de sustentar una denuncia que ameritara una  investigación a fondo de los entes de control y que concluyera con una sanción administrativa, disciplinaria y hasta penal, la periodista me hizo sentir que estaba leyendo la sección de chismes de un pasquín amarillista dirigido por la negra candela.

(ver columna: http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/diana-giraldo/345238-una-contralora-sin-control).

Y ¿quién soy yo para criticarla? pues nadie, un iletrado que a duras penas se ha lanzado al agua par veces, escribiendo en un blog que nadie lee y opinando en un Twitter que pocos tuitean; sin embargo Dra. Giraldo, si tengo el derecho como ciudadano a recriminarle. Lo que usted le hizo a la señorita Diana Galvis Cardenas no tiene presentación. Doy fe, porque soy testigo, que la Dra. Galvis siempre ha sido una persona honorable digna impoluta y en su columna, su honra queda entre dicho. De facto, su escrito dio para que foristas la trataran de lesbiana corrompida. Mal hecho, mal hecho.

Tenga presente señora articulista que para cualquiera de nosotros también es muy fácil, escrudiñar en su Facebook y sus redes, usurpar fotos de su vida privada y tergiversar el fondo de las mismas; eso no se hace. Nosotros también podemos comentar en doble sentido y ambientar que su Mercedes suntuoso recién adquirido, es producto de las dádivas politiqueras de los caciques que quieren su opinión favorable. Nosotros también la podemos señalar de despilfarradora consumista cuando notamos sus vacaciones y joyas onerosas, pero no es así, porque sabemos que usted no es así.

Quiero aclararle que, cuando digo “nosotros” me refiero a la gente del común, no existe ninguna confabulación en su contra, es simplemente una conjugación de formas en donde se me ocurrió utilizar el pronombre personal.

Le repito, bienvenido el control y la fiscalización, pero esta vez se dejó llevar por la sensiblería. Nosotros, de nuevo nosotros, queremos verla denunciando el daño fiscal que se ocasionó con el sobrecosto y el atraso de las megaobras, queremos verla opinando sobre la manguala liberal que quiere imponer a mansalva sus ´chuecos´ en el Concejo, en fin, queremos verla siendo la Diana Saray Girlado que seguramente es.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.