jueves, 16 de junio de 2016

SIN ANESTESIA

“En política nada sucede por accidente. Y si sucede, puedes apostar que fue planeado de esa manera”.
Franklin D. Roosevelt.

No hay que hacerse mucha ilusión. Aunque se proclame a los cuatro vientos que el esquema filosófico de la lógica, ética y estética es la emancipación de la ciudad; lo cierto es, que no lo es. El Ingeniero Rodolfo Hernández; huachafito, adulón y a la vez matonesco, sigue fundamentado en su dualismo ¡y no! en la meta significativa que tanto anhelamos y que prometió: la ciudad equitativa, la "barcelona" de latinoamérica.
Se hizo elegir negando a la clase política, los tituló de ladrones y logró montar (bien) el telón que necesitaba. La condena por corrupción que les impuso, los marcó con un sello bestial que hoy en día llevan en la frente y no se lo pueden quitar: “¡Usted es de Uriel… otro bandido!”.
Capaz de tramar las cosas más turbias, el Alcalde de Bucaramanga convierte lo que le dicen, en lo que quiere oir y esto es patético en la política. Rodolfo es un histrión-díscolo, ávido y codicioso del poder (antes detrás del trono y hoy en el trono); que siempre ha construido una lógica ficticia a favor de sus intereses y conveniencia; por ejemplo: adecuar irregularmente el uso del suelo para sus obras; si no, que lo digan sus ex-amigos, entre ellos el ex-alcalde Luis Francisco Bohórquez.
Al contrario de una re-estructuración, lo  que se aproxima es una orgía de la democracia. Petardistas a puerta cerrada, negociaron la aprobación del Plan de Desarrollo con el Concejal Henry Gamboa, y el pacto de no agresión con el Contralor, lo sellaron con champaña ¡Válgame DIOS! ¿Dónde quedaron las imputaciones de deshonra y las tachas calumniosas? Con razón afirman que en la política nada ocurre por accidente, ´mermelero´ de poca monta e hipócrita.
Prometió un gobierno libre de acciones politiqueras, pero hace alianzas con el Representante Edgar Gómez (el Pote). Lo confesado en su entrevista al periódico Vanguardia Liberal causa ¡horror! Que uno de sus hijos sea un tratante de influencias es totalmente antagónico a lo que promulga en su “gobernanza” y que no le dé resquemor admitir que sus propuestas fueron a cambio de votos (20 mil hogares felices y Metrolínea estrato 20), de nuevo produce ¡horror! 

Hoy abunda la confusión; la Administración a punta de argumentos sosos, promete y promete, pero lo único que genera es una inestabilidad jurídica que pone en riesgo las mismas arcas del municipio (empresa MADRE). Ya no basta con querer hacer, es necesario saber cómo hacerlo, y en esto el gobierno municipal es un párvulo. Sin argumentación pero llenos de codicia, las arengas del Ingeniero se convierten en solo especulaciones (lo concluyó la Silla Vacía). Traicionero de confianzas y esperanzas.
El silencio de los Concejales durará poco; mi parley político le apunta al incumplimiento del mezquino y los secretos que guarda el edificio Premier saldrán a flote -relucirá Maquiavelo-. Así espero que sea. 

Concejal Uriel, usted puede ser un testigo vital del cómo fueron los negociados para elegir la Contralora y el Personero en el periodo pasado, cuando el Alcalde fungía como el ´abogado del diablo´ de la sostenibilidad. Con ansias espero su testimonio.

Que comience la cuenta regresiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.