viernes, 12 de mayo de 2017

EL GERENTE DE LA TERMINAL YA TIENE NOMBRE



Cuentistas, embusteros y fuleros son sinónimos que se le pueden ungir -sin que quepa lugar a dudas- al Alcalde Rodolfo Hernández y a los politiqueros de esta ciudad. El pasado 28 de abril del 2017, el Ingeniero publicó en sus redes sociales y canales de información formal, que se abría a la comunidad en general un concurso meritocrático para la elección del nuevo gerente de la Terminal de Transportes de Bucaramanga.
En total fuimos 38 candidatos los que acudimos a la convocatoria publicada, y apunto “fuimos”, porque personalmente inscribí mi Curriculum Vitae para participar del anuncio aunque tenga bien claro que sería el último en ser escogido. Esto debido a la veeduría constante que he hecho a la gestión del Alcalde, y también, por las denuncias que revelé sobre los ´chuecos´ indebidos de uno de los miembros de la Junta Directiva de la misma empresa.
A pesar de todo, esperanzados en que al fin se realizaría una elección en franca lid, argumentada y razonada, en donde el mejor de los candidatos sería elegido; entramos en desasosiego cuando nos enteramos que el cargo ya tenía nombre y que éramos  solo un relleno.
Y somos un relleno porque a la invitación también concurrieron Alfonso Pinto Frattali, hijo del exrepresentante Alfonso Pinto Afanador, ficha clave del Partido Liberal y quien se desempeña como miembro de la Junta Directiva del mismo Terminal (ver: Certificado - Anexo 1), al tiempo que, Fernando Castellanos Bueno, hermano del exconcejal Humberto Castellanos Bueno, ficha también esencial, esta vez del Partido Cambio Radical y quien ya había pujado por el cargo (ver: artículo periódico Vanguardia Liberal “Puja política por posible cambio del gerente de la terminal de Bucaramanga”). 

Anexo 1
Mis estimados e ilusionados participantes: tiene más futuro el Carrasco. Del concurso de meritocracia solo queda una puja política entre los corruptos Liberales y los corruptos de Cambio Radical; los primeros comenzaron el pulso politiquero con la intromisión indebida del Senador Pote y el Senador Durán, mientras que sus contrincantes respondieron con la lengua del Senador Celis en contubernio con la del Alcalde. Ambos, hijo y hermano, tienen o tendrían por así suponerlo, acceso a información privilegiada, a una predilección natural de los miembros de la Junta y a una ventaja inequitativa con la que es totalmente imposible competir. ¿Les conté que el Alcalde Rodolfo personalmente recomendó la postulación del señor Castellanos? ¿Les conté que no se harán ninguna prueba para la preselección de los candidatos? ¿Les conté que no se contrató ningún Head Hunter o compañía especializada que desarrollara el concurso? Solo una entrevista definirá a la persona más competente. Imagínense como podría ser la misma entre papá e hijo o entre recomendado y directivo: ¿Mijo se encuentra bien? ¿Quiere un tintico? ¿Está comodo?

Apunten bien los nombres: Alfonso Pinto y Fernando Castellanos, de esos dos no sale el gerente del terminal. VIVA LA POLITOCRACIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.